Sotheby’s se presta a subastar las joyas de la Reina María Antonieta de Francia, valoradas en cinco millones de dólares

Las perlas que le costaron a Marie Antoinette su vida, aquellas joyas que alimentaron el odio de los revolucionarios a la realeza francesa, serán subastadas por $ 5 millones de dólares.

4D2D527900000578-5838583-Collectors_have_described_the_sale_as_one_of_the_most_significan-a-2_1528889880089

La colección personal que incluye un espectacular collar de perlas irá a parar bajo el martillo en una venta histórica.

Los artículos notables que fueron sacados clandestinamente de Francia durante la revolución, estarán a la venta como parte de un catálogo de joyas reales que será subastado en Sotheby’s, de Ginebra, este año.

4D2BA53800000578-5838583-The_necklace_created_by_the_Paris_jewellers_Charles_Bohemer_and_-a-1_1528889878656

De acuerdo con la casa de licitación, las perlas de la reina no han estado en exhibición pública durante los últimos 200 años, y han sido mantenidas en perfecto estado por una empresa privada.

Entre la colección hay un colgante de diamantes que sostiene ‘una perla de tamaño excepcional’, que se estima entre 1 a 2 millones de dólares.

170616-McNearney-lost-masterpiece-diamond-necklace-tease_hmda8h

Otros elementos importantes incluyen un espectacular collar con 300 perlas que se espera que alcance entre $ 200,000 y $ 300,000 dólares.

En cuanto al famoso collar de diamantes, los joyeros parisinos Boehmer y Bassenge crearon esta pieza que en su momento tuvo un valor de 2 millones de libras (14 millones de dólares en dinero de hoy), para la predecesora de María Antonieta, Madame du Barry, amante de Louis XV.

4D2BA31200000578-5838583-image-a-34_1528882419974

Pero la obra tardó varios años, y cuando fue completado el rey había muerto de viruela, y los joyeros no pudieron encontrar un comprador para el collar.

Después de que la María Antonieta rechazó la pieza, una cortesana de bajo rango llamada Jeanne de la Motte escribió unas cartas a los funcionarios de la casa de joyas donde decía ser la Reina, y solicitaba que la pieza fuera adquirida en su nombre.

052FFC50000007D0-5838583-image-a-52_1528885350224

Después de enviar a una prostituta disfrazada de la reina para que inspeccionara los diamantes, De la Motte tomó el collar, y lo envió a Inglaterra para ser desmantelado y vendido, pero fue atrapada en el proceso.

Marie-Antoinette,_1775_-_Musée_Antoine_Lécuyer2

Cuando la reina fue condenada muchos en la corte creyeron que esta era culpable del crimen. Antes de su ejecución, y al comienzo de la Revolución Francesa, la reina hizo provisión para que sus joyas fueran enviadas a Inglaterra.

Los leales sirvientes del rey Luis XVI y María Antonieta transportaron las piezas a un lugar seguro, mientras los reyes intentaron en vano escapar de su destino.

4D2E292B00000578-5838583-A_diamond_tiara_given_by_Emperor_Franz_Joseph_to_his_great_niece-m-8_1528896777096

Estos fueron ejecutados por guillotina en 1793, y las joyas pasaron a Marie-Teresa, su única hija, sobreviviente, después de estar encarcelada por tres años

María-Teresa eventualmente obsequió a su sobrina la duquesa de Parma las joyas, y es con esta familia donde hasta ahora han sido conservadas.

4D2E271100000578-5838583-This_photo_shows_a_diamond_pendeloque_brooch_given_to_Princess_M-m-7_1528896719191

Las joyas están siendo vendidas por la familia Bourbon-Parma, que data del Ducado de Parma, de 1545.

Las joyas se ofrecerán en noviembre al mejor postor, en una subasta que los coleccionistas ya han descrito como uno de las ventas de joyas reales más importantes en memoria reciente.