RICCARDO TISCI se lució con una colección acertada para BURBERRY, donde no dejó nada al azar

El diseñador italiano es mejor conocido por haber roto los esquemas de la moda durante sus 12 años en Givenchy, por lo que su primera colección en Burberry era anticipada por muchos, y resultó ser hasta un poco sorprendente, ya que Tisci cumplió su cometido.

El nuevo director creativo reemplazó a Christopher Bailey,  y mostró sus primeros diseños para la marca el pasado lunes.

La audiencia fue tratada con una selección de piezas en tonos cremas, tenues, elegantes faldas plisadas, y blusas con lazadas al cuello, para la Primavera / Verano 2019.

Esta muestra poseía algo diferente, unos diseños, un entalle, un balance entre tela e idea,  a tono con los tiempos, y la realidad.  Hasta la necesidad de ropa que pueda ser usada, sin quitarle magia a la innovación, y a la posibilidad de ser bien vendida fueron repasadas y repensadas por este creador de ropa.

En el verdadero estilo Tisci, este produjo un giro el cual se tradujo en una vibra más seductora, con minifaldas con cremalleras, adornos de metal en los clásicos anoraks Burberry, y zapatos con tacones gruesos. Pero esto no fue lo que llamó la atención de una extensa selección, sino el modo en que el diseñador extendió la vida de los clásicos, con algo nuevo.

Riccardo elaboró una colección con mucho detenimiento, y juicio, estaba claro a quien se dirigía,  y los públicos que siguen la marca londinense.

5ba1172a.jpg

De esta manera,  el modisto lanzó por la pasarela una propuesta que traía a la memoria moda ejecutiva de los 70, y elementos del urbanismo callejero, casi camuflado.

_103477915_burberry.jpg

La fluidez hasta de los looks mas severos apuntaban a una elegancia desenfada, y  con aire de lujo.

_103478118_gettyimages-1034922370.jpg

La innovación apareció en todas partes, chaquetas que se sostenían con bandas, faldas plisadas con dos capas, blusas de logo manía montadas originalmente, sastres diferentes dentro del contexto del traje a la medida.

5ba11746.jpg

Tisci cogió piezas convencionales, y las Insufló con detalles vanguardistas, sin quitarle nada, al contrario, este les impartió nueva vida.

Insuflar con nueva vida: Tal vez esa sea la mejor definición de una colección buenísima para Burberry, que llevaba temporadas en la necesidad de un cambio, de algo, clásico, innovador, repleto de detalles nuevos, que tuvieron un sentido de  audacia y Tisci cumplió con eso y más.