Vera Wang, Monique Lhuillier, Fernando Gantier y Tadashi Shoji deslumbraron con sus colecciones de novias, durante el NYFW-BRIDAL 2019 en Nueva York

Durante la semana de la moda bridal del 2019 la gran manzana sirvio de escenario para que diseñadores de aquí y de allá crearan vestidos de fantasía, con detalles alucinantes, para la novia de hoy.

Vera Wang se inspiró en la  realeza para su colección nupcial otoño-invierno 2019.

Screenshot_2018-10-18 Vera Wang Bridal_s Fall 2019 Dresses Are Made for Royalty(10)

Bajo el titulo de ‘Versalles’, sus diseños presentaron formas dramáticas, y telas de lujo. Las imágenes de la campaña del lookbook fueron capturadas por el famoso dúo de fotografía Inez & Vinoodh.

Un vestido por Vera Wang no se trata de un batolon de entalle cuestionable, no. Wang se destaca por saber unir lineas sencillas, con detalles dramáticos, donde el encaje, y la pedrería cobran protagonismo.

Su moda es una pensada, y trabajada metódicamente, para lograr un vestido casi perfecto.

Screenshot_2018-10-18 Vera Wang Bridal_s Fall 2019 Dresses Are Made for Royalty(6)

En cuanto a Monique Lhuillier, esta diseñadora conocida alrededor del mundo por sus espectaculares vestidos  de alfombra roja optó por presentar piezas elaboradoras, donde la flora, la fauna y el color definieron una propuesta majestuosamente realizada.

Screenshot_2018-10-18 Most stunning wedding dresses from New York Bridal Fashion Week 2019(1) - Copy.png

 

43421465_105164827096411_108112147975766016_n

Fernando Gantier se lanzó a la pasarela con una selección de vestidos variados, muchos  fueron sin duda piezas únicas donde el norte a seguir fue una colección de ideas y conceptos manifestados en telas trabajadas y siluetas innovadoras donde existe un vestido para para toda mujer.

43315831_599994013748492_1697536813872185344_n

Tadashi Shoji fue en busca de una novia moderna y el encaje fue convertido en mamelucos con capas y vestidos de falda amplia y escote palabra de honor.  Shoji se destacó por las siluetas simples y la elegancia real. Confeccionados con tejido de tul con capas llenas de dobladillos largos,  flores en seda y como adorno la hoja de laurel.