ALEXANDER MCQUEEN:Quimérico y genial, un diseñador que alteró para siempre la moda del siglo 21

Desde su muerte en 2010, McQueen ha sido sensacionalizado y degradado como venerado, por lo que Kaleem Aftab pregunta, ¿Cuál es la manera correcta de recordar al genio de la moda, en un día como hoy que se cumplen ocho años desde su repentina muerte?

alexander-mqueen-ann-ray-2

Hay una batalla por el legado de Alexander McQueen. El diseñador de modas británico sigue siendo un enigma, ocho años después de su muerte. Durante su vida fue aplaudido y vilipendiado por su capacidad de conmocionar en la pasarela. Era el enfant terrible, el chico del East End que agitaba las plumas de la alta costura parisina. La aclamada exposición Savage Beauty en 2015 en el museo Victoria and Albert celebró póstumamente sus líneas de ropa.

image

Pero los libros y artículos publicados desde su muerte han suscitado preguntas sobre su vida personal y su personalidad. Muchos se deleitaron con los cuentos sobre el uso de cocaína y la noticia de que él era VIH positivo en el momento en que se suicidó en 2010, especulando cuándo contrajo la enfermedad y de quién. Desde su muerte, McQueen ha sido sensacionalizado y degradado tanto como ha sido venerado.

A model presents a creation by British designer Alexander McQueen as part of his Spring/Summer 2008 ready-to-wear fashion collection in Paris
A model presents a creation by British designer Alexander McQueen as part of his Spring/Summer 2008 ready-to-wear fashion collection in Paris October 5, 2007. REUTERS/Benoit Tessier (FRANCE) – RTR1UMI5

Intentar desconectar al hombre del mito es parte de un documental filmado por los codirectores Ian Bonhôte y Peter Ettedgui. Toma la mirada a largo plazo de su vida. La biografía, dividida en cinco capítulos, se cuenta a través de entrevistas con los miembros de su familia y de anécdotas de su ex asistente Sebastian Pons, así como imágenes de archivo de McQueen y la editora de revistas, la fallecida Isabella Blow.

10-9

Los dos lados del ícono de la moda reflejan el hecho de que era conocido por dos nombres. Él era Lee para sus amigos y familiares y para el mundo era Alexander McQueen. Lee era el Ender del Este despreocupado, mientras que Alexander McQueen era el ícono de la moda sofisticada, rico e infeliz.

00-mcqueen

Hay el aspecto picaresco de su historia de vida; era un Dorian Gray moderno: cuanto más envejecía, más atractivo y físicamente magnífico era el cuerpo, pero el costo era su bienestar mental.

mcq_7-c-ann-deniau

Nacido como Lee Alexander McQueen el 17 de marzo de 1969 en Lewisham, su padre era taxista y su madre, Joyce, una maestra. Dejó la escuela a los 16 años en 1985.

9300_640n

Su sobrino Gary recuerda que siempre estuvo enamorado de los aspectos más oscuros de la vida: ‘Cuando era más joven, Lee me cuidaba mucho a mí y a mi hermano, ya que mi padre era un taxista, y tenía la edad en la que necesitaba dinero. Era una persona muy interesante. Él traía películas de terror y contaba historias de terror ‘.

Una vez logro la fama y consagrarse tuvo momentos maravillosos, pero los últimos 24 meses el modisto comenzó a manifestar una conducta algo esquizofrenia.  Muchos de sus allegados dicen que el diseñador planifico su muerte al punto que meses antes se dedico a visitarlos y de una manera indirecta se ocupo de despedirse de todos ellos.

‘Estoy convencido de que el plan estaba allí’, dice Pons. “Desde mi punto de vista, mirando hacia atrás, cuando vino a verme a Mallorca en marzo de 2009, fue para despedirse’.

McQueen deja tras el lo que posiblemente todo diseñador de moda anhela o debería anhelar, y es dejar un legado. Alexander McQueen deja mucho mas que eso, ya fue el autor de la silueta haute couture del siglo 21.