¿Cuál fue el mejor desfile en París? ¡El de ALEXANDER MCQUEEN, of course!

Inspirada en la alta sastrería de molinos y sastres como William Halstead, John Foster, Bower Roebuck, Savile Clifford and Joshua Ellis Sarak Burton se apuntó otra con el resultado siendo la colección mejor lograda, y más inventiva que se ha visto en esta temporada en París: Mezclas complejas de rayas múltiples, usadas en trajes masculinos. Sobresalientes chaquetas con un acabado impecable.

5c7eaf3e

Tafetanes de seda moldeados en forma de soufflés, capullos, volantes, y flecos crearon una definición de elegancia moderna en vestidos de gran gala.

Alguna piezas con parecían mini plisados diagonales o el linea recta y elegantes trajes tipo punk con pata de gallo creaban una versión muy particular del clásico sastre.

5c7eaf7c

Sarah Burton canalizaba la mano de obra del modisto. Hay que tener presente que McQueen se formó en los talleres de Savile Row en Londres, de ahí nació su obsesión, e inventiva por la sastrería, y una ingeniosa perfección que Burton imitó a su manera.

5c7eaf92

La fabricación y las telas eran muy británicas, al igual que el escenario.

5c7eaf3e

El desfile se realizó en una de las mejores escuelas secundarias de París, el Lycée Carnot, los invitados se sentaron en enormes y cómodos rollos de lana y estambre.

5c7eaf6e

El negro, el rojo y el fucsia fueron los colores sobre salientes para esta apuesta donde Burton estuvo muy inspirada a la obra de Alexander McQueen.

5c7eafaf