LA MODA SE REDEFINE

El cambio en la moda de caballeros es evidente, asimila el modo en que la vida se ha viso alterada debido a la plaga del coronavirus. Sin embargo, la moda de hombre continua atravesando por un proceso que había comenzado previo a la pandemia, y es la de poseer un elemento menos formal, y en algunos casos más andrógino.

Aunque el uso de la vestimenta siempre se ha balanceado entre la necesidad y la protección, en estos momentos debe defendernos abarcadoramente de un mal sin rostro, y sin cura.

Christopher Jones Rogers

Los expertos en textiles han ido tras materiales impermeables, tejidos que eviten el contagio de una enfermedad fuera de control. En ese quehacer el reto ha sido perfeccionar la mascarilla para que en efecto sea un muro, un escudo que de entrada nos proteja mientras navegamos el transito de nuestras vidas.

DIOR

Esto ocurre otras marcas y exponentes de la moda han ido en busca de crear piezas para vivir la vida dentro de un espacio. Mientras otros crean moda para exteriores que pueda crear un espacio aparte, un distanciamiento fashion que permita al usuario socializar, sin poner su vida, y la de otros en riesgo.

En cuanto a la alta moda la dualidad en el vestir siempre ha sido un reto para los diseñadores debido a la división por sexo, lo que ello representa socialmente y sus connotaciones.

Actualmente vemos elementos de la vestimenta femenina en la moda masculina que se traducen en una silueta libertadora, sin perder el aspecto de la masculinidad.

PALM ANGELS

La pandemia representa un duro golpe en el comercio, y la moda ha visto victima directa del coronavirus.

DIOR

La turbulencia también ha atrapado a las marcas de ropa de caballeros. Con más de 10 millones de hombres que han perdido sus trabajos, y millones más trabajando desde casa en los últimos meses, comprar un traje ya no es una prioridad.

Tailored Brands, propietaria de Men’s Wearhous, podría ser otro minorista considerando la bancarrota.

VERSACE

En muchos casos al no tener que asistir a una oficina aquella ropa de hombre a la medida, y en el caso de la mujer sus trajes sastres y sacos con tacones altos son cosa del pasado.


La nueva realidad del trabajo desde la casa ha recalibrado rápidamente el código de la moda, donde la ropa de aspecto profesional deja de ser una necesidad y eso significa problemas para los minoristas que venden ropa formal de oficina y de fiesta.


Recientemente Brooks Brothers, el minorista de ropa masculina de 202 años que vistió a 40 presidentes de Estados Unidos y es sinónimo del clásico look de banquero de Wall Street se ha visto duramente impactada .

Christopher Jones Rogers

En cuanto a las marcas de lujo DIOR, PALM ANGELS, KA WA KEY, Doublet, CUSTO BARCELONA y Cristopher Jones Rogers se han podido acomodar a la necesidad de vestir desde otro punto de vista.

Podemos mantener una vida normal, y vestir adecuadamente si todos ponemos de nuestra parte.

KA WA KEY