Cómo la narración fílmica del GUCCI FEST reemplazará al desfile de moda

El formato clásico del desfile de moda proviene de las necesidades comerciales: desde los días de la casa House of Worth, hasta las semanas de la moda de Nueva York y París, el desfile siempre ha sido la exhibición de una mercancía dirigida en un formato espectacular que de repente no tiene razón de ser.

El concepto del espectáculo de modas fue evolucionando al punto de evento, superponiéndose, gradualmente, convirtiéndose en un espectáculo real, y luego conduciendo, en el mejor de los casos, al arte escénico y en muchos casos de ahí ha pasado a convertirse en una correa de maletas, ya vistas…

Desafortunadamente todo lo que se deja al sol se quema…

Sin embargo, en tiempos de pandemia el mayor desvío posible del desfile y evitar la propagación de esta enfermedad (que sigue siendo parienta de las plagas) lo hizo Gucci con GucciFest: un evento digital de una semana que se presentará hoy a las 21:00 horas, en el que la colección SS21 de la marca será narrada a través de siete cortometrajes reunidos bajo el título de Overture Of Something That Never Ended, y acompañado de quince narrativas adicionales que se utilizarán para presentar las creaciones de tantos jóvenes diseñadores.

El primer episodio de la obertura de Gucci, titulado “En casa”, seguirá a la protagonista, Silvia, concentrada en su rutina matutina en un apartamento de Roma.

GUCCI

Los episodios restantes verán a Silvia ir a un bar, una oficina de correos, un teatro, visitar a sus vecinos, luego una tienda vintage y finalmente perderse en las calles de Roma rodeada de personajes inusuales y extraños como Florence Welch, Billie Eilish y Harry Styes, todos vestido con Gucci. Así que será algo así como una campaña de video clásica de Gucci llena de estrellas con esteroides.


Antes y después de cada episodio, los cortometrajes que presentarán las colecciones de Ahluwalia, Hillary Taymour, Rui Zhou, Gui Rosa, Bianca Saunders, Mowalola, Josephine Bergqvist y Livia Schück, Jezabelle Cormio, Stefan Cooke, Jordan Bowen y Luca Marchetto, Shanel Campbell, Boramy Viguier, Yueqi Qi, Gareth Wrighton y Charles de Vilmorin.


Cada uno de estos videos paralelos aprovechará un concepto y formato diferente, acercándose más al videoarte que al cine puro: mezclas de metraje de archivo y abstraccionismo, renderizado 3D, trailers imaginarios de un videojuego, adaptaciones de un poema de Byron, autobiografía y horror de los 80.

Un ambicioso programa intersectorial, tan ambicioso que es difícil predecir su resultado: podría surgir un proyecto increíblemente artístico que podría convertirse en una plataforma para jóvenes creativos o podría salir un festival de publicidad de moda. De hecho, recordamos que, aunque se invoca mucho el cine con “C” mayúscula, estos videos no tienen otro propósito que vender ropa de lujo.

Estamos en una encrucijada: ahora la publicidad puede trascenderse a sí misma y convertirse en algo más. o convertirse en una completa complacencia. Al final de esta semana, al menos, lo habremos entendido.

https://www.guccifest.com/#/en