Un éxito «NO EXISTE UN MUNDO POSTHURACAN» en el WHITNEY Museum de N.Y.

no existe un mundo poshuracán: Arte puertorriqueño tras el paso del huracán María se organizó para coincidir con el quinto aniversario del huracán María. La gran tormenta, el mega huracán de categoría 4, un fenómeno atmosférico de alto nivel que azotó a Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017. Esta importante colectiva acaba de abrir sus puertas en el prestigioso museo de arte contemporáneo Whitney en Nueva York, y se estará exhibiendo hasta el 23 de abril del 2023.

La exposición explora cómo los artistas han respondió a los años transformadores desde ese evento reuniendo más de cincuenta obras de arte realizadas durante los últimos cinco años por un grupo intergeneracional de más de quince artistas de Puerto Rico y la diáspora.

Los artistas que participan de esta espectacular exhibición son de lo mejor del arte puertorriqueño: Candida Alvarez, Gabriella N. Báez, Rogelio Báez Vega, Sofía Córdova Danielle De Jesus, Frances Gallardo, Sofía Gallisá Muriente, Miguel Luciano, Javier Orfón Elle Pérez, Gamaliel Rodríguez, Raquel Salas, Rivera Gabriela Salazar Armig Santos, Garvin Sierra Vega, Edra Soto, Awilda Sterling-Duprey, Yiyo Tirado Rivera, Gabriella Torres-Ferrer, y Lulu Varona. Gracias a esta importante puesta los artistas se dan a conocer internacionalmente.

«no existe un mundo poshuracán» —es un verso tomado de la poeta puertorriqueña Raquel Salas Rivera—es la primera exposición académica centrada en el arte puertorriqueño organizada por un gran museo de los Estados Unidos en casi medio siglo.

Si bien el huracán María sirvió como punto focal, la exposición se define por un contexto más amplio en el que las secuelas de la tormenta se vieron exacerbadas por la cadena de eventos que precedieron y siguieron a este (no) desastre natural, incluidas las medidas de austeridad implementadas por el ley PROMESA (también conocida como La Junta); la muerte de 4,645 puertorriqueños como consecuencia del huracán; las protestas durante el Verano del 19 (verano de 2019) que llevaron a la destitución del gobernador Ricardo Rosselló; la cadena de terremotos; la pandemia de COVID-19; y mucho más. Como respuesta a estas constantes amenazas existenciales, la exposición ofrece una plataforma a los artistas y las formas en que se han forjado caminos a raíz de estos legados.

Esta exposición está organizada por Marcela Guerrero, curadora asociada de Jennifer Rubio, con Angélica Arbelaez, becaria de la familia Rubio Butterfield, y Sofía Silva, ex becaria de curaduría y educación en U.S. Latinx Art.